El Beso, su historia y sus secretos

Cómo nace El Beso

024

El local de Riobamba 416 había funcionado durante 25 años como una confitería bailable llamada Regin, por los nombres de sus dueños René y Gino.  (Anteriormente había sido un prostíbulo, que funcionaba con chicas polacas). Gino duró en la sociedad poco tiempo y finalmente sólo René se dedicó a alquilar el salón a organizadores de bailes (de tango y de música movidita). Allá por el año 95, 96 René le propone a Susana Miller que siga con la empresa, cosa que en esa oportunidad no puede concretarse. Regin no consigue salir a flote y cierra sus puertas.

006     009

A los dos años se decide alquilar el local que había permanecido cerrado durante ese tiempo, para armar una “milonga” como una empresa familiar (de Susana Miller, su hijo Diego Yepes y su ex esposa).

Si bien la elección del nombre fue complicada al principio, “El Beso” se le ocurrió a Diego viajando en un taxi y tuvo aceptación enseguida.

Empezó inmediatamente la remodelación del local, con un proyecto a cargo del arquitecto David Trachter. Se armaron baños nuevos, se cambió todo el piso de baldosas por piso de madera de excelente calidad. Se armó la cocina que no tenía, la barra, la cabina del DJ. Iluminación y sonido nuevos.009

Después de tanto esfuerzo y trabajo, El Beso abre sus puertas en junio de 1998. Fue la primer milonga donde solamente se pasaba tango, milonga y vals. Pronto empezó a ser reconocido mundialmente. Al poco tiempo se disuelve la sociedad y El Beso queda a cargo únicamente Susana Miller y finalmente cambió de manos quedando sólo Diego Yepes, por aproximadamente durante 10 años.

Además de clases y milongas en El Beso hubo obras de teatro, eventos a beneficio, se han filmado publicidades y cortometrajes…

012     013

014     019

Milongas que tuvieron o tienen su lugar en El Beso

 Cachirulo, La Bruja, La Marshal, La Milonga de El Beso, Milonga de las Morochas, Lujos, Un montón de Tango, y muchas otras…

017     020

Las clases de tango en El Beso

Desde el principio se dictaron clases de tango en El Beso, para todos los niveles y todos los días en diferentes horarios por la Academia de Susana Miller. Luego se fueron sumando profesores como:

Ana María Schapira, Cacho Dante, Dana Frígoli y Pablo Villarrasa (DNI), Diego Yepes, Fernando Galera y Vilma Vega, Graciela Gonzalez, La Academia de Susana Miller y María Plazaola, Mariano Pedernera, Mónica Parra, Oscar Casas, Viviana Parra, entre otros.

Y muchos otros profesores que viven en el exterior y traen a sus grupos a perfeccionarse y tomar seminarios a El Beso, como Eugenia Ramírez de Bélgica, David Trenner de Estados Unidos, Tango Zen de China, etc.

001 (2)     006 (2)

007 (2)     010 (2)

012 (2)     015 (2)

016 (2)     017 (2)

020 (2)     001

003     130

116     

Hoy El Beso está en muy buenas manos, en manos de un gran amigo, alguien que lo vió crecer junto a nosotros, Roberto Muschiato .

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s